Las opciones que propone Mykonos

Este lugar, a orillas del Mediterráneo, abarca toda una serie de restaurantes, discos y clubes de moda que funcionan todas las noches, donde la diversión va creciendo cada hora que pasa.

Dependiendo de su preferencia, se puede sentar a la orilla del mar y tomar un trago mientras admira el espectacular amanecer, con un típico ritmo musical griego que lo acompaña. O también se puede disfrutar de los bares y bailar hasta el amanecer. Además de una increíble vida nocturna, hay un montón de opciones en regalaría, visitar lugares arqueológicos, museos o disfrutar de las maravillosas playas de Mykonos. Esta ciudad fue construida como un laberinto para espantar a los piratas.

Es el pueblo antiguo más importante de la isla y, entre otras cosas, conserva un importante monasterio: Nuestra Señora Tourliani. Esta Iglesia se encuentra equipada con finas esculturas de madera, una valiosa colección de bordados eclesiásticos, vestiduras y vasijas. En el patio se pueden apreciar una interesante torre de campana y una fuente de mármol muy lujosa. Además, posee las mejores playas de la isla: Agios, Stefanos, Psarou, Kalafatis, Platis Gialos, Ornos, Elia y Panormos.

La capital de Miconos es Hora. Con su colorido puerto, lleno de pequeños barcos pesqueros y lujosos yates, presenta un cuadro diferente al de la mayoría de las islas de la zona. A lo largo de las calles blancas de Hora se encuentran las casas construidas en forma de cajas con puertas y ventanas de madera y coloridos balcones. Estas se complementan con impresionantes iglesias, pequeñas cantinas y tiendas de recuerdos típicos del lugar. En el monte Kastro se encuentra una serie de iglesias denominadas Nuestra Señora, construidas durante varios siglos y hoy nombradas monumentos nacionales en Grecia.